--

Se acerca lluvia de votos en contra del bloqueo y EE.UU. quiere desviar perversamente la atención

                       


El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió un comunicado de prensa el pasado 12 de octubre, mediante el cual informó de la intención de ese gobierno de utilizar la sala del Consejo Económico y Social (Ecosoc) de las Naciones Unidas para celebrar un evento, en el cual lanzarán una Campaña denominada «Jailed for what» en contra de Cuba, hoy 16 de octubre.

Pareciera que el Gobierno norteamericano ya no sabe qué inventar, para ganar a la razón y la verdad de los cubanos, esa que cada año por esta fecha es respaldada por la gran mayoría de la comunidad internacional.

Este evento constituye otra farsa política de muy mal gusto, edificada sobre mentiras y con pésimos actores y actrices de reparto, algunos de procedencia cubana, quienes presentan un oscuro historial al servicio del imperio.

Ante estos sucesos, la Embajadora y Representante Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, Excma. Sra. Anayansi Rodríguez Camejo, ha dirigido una carta de protesta al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, en la que recuerda que las normas relativas a la utilización de las salas de conferencia establecen claramente que solo se realizarán los eventos que estén en consonancia con los propósitos y principios de las Naciones Unidas y estén justificados por su pertinencia para la labor de la Organización.

Además, refiere que el citado encuentro viola de manera flagrante dichas normas y la Carta de las Naciones Unidas, por lo que cuenta con el total rechazo de Cuba y, en consecuencia, «solicita que se cancele la realización del evento planificado por Estados Unidos dentro del perímetro de las instalaciones de las Naciones Unidas y se realice una investigación interna a fin de determinar las responsabilidades por las violaciones apuntadas.

«Esta, como tantas otras acciones, se suma a la desesperada escalada de Washington contra La Habana para justificar la política genocida de casi 60 años, la cual constituye el principal obstáculo al desarrollo de Cuba y una violación flagrante de los derechos humanos de su pueblo».

Cuba se enorgullece de su ejecutoria en materia de derechos humanos, la cual desmiente cualquier manipulación en su contra. Estados Unidos carece de moral para dar lecciones y mucho menos en esta materia, pues con su escasa adhesión a instrumentos internacionales sobre este asunto, tiene un patrón de violaciones sistemáticas que está a la vista de todos.
(Cubaminrex-Granma)


Comentarios