--

Ofrece el Banco de Crédito y Comercio facilidades a cuentapropistas cubanos

El Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) es la institución que más ha financiado a trabajadores por cuenta propia, desde la aprobación en 2011 de la nueva política crediticia en Cuba, con la erogación de casi 30 millones de pesos.
  
No obstante, los beneficiados representan apenas el cinco por ciento del cerca de medio millón de cuentapropistas registrados en el país, comentó Idayvis Pernas, funcionaria de Banca Empresa de esa entidad.   
 
Aun cuando BANDEC ha desarrollado una amplia labor publicitaria, Pernas reconoce que los nuevos actores económicos continúan reacios al crédito, a involucrase con los bancos, y entre las causas menciona la falta de hábito y cultura sobre el tema.


 
Los escasos financiamientos otorgados por esta institución (más de dos mil al cierre de abril último) reafirman el peso relevante que poseen otras fuentes de acumulación en el desarrollo del sector por cuenta propia, como las remesas, los préstamos de familiares y la movilización del ahorro interno.
 
Ante tal realidad, la directiva comentó que han ido flexibilizando las exigencias establecidas en el Decreto Ley 289 de 2011, en aras de propiciar un mayor acercamiento hacia las formas no estales, pero sin afectar el análisis de la factibilidad del negocio.
 
El objetivo es contribuir a que el trabajador privado desarrolle su actividad, y con ello la economía del país, añadió.
 
Entre las recientes modificaciones puestas en práctica por BANDEC, operante en todo el territorio nacional, menos en la capital, destaca la de conceder hasta 20 mil pesos (antes era 10 mil) exentos de garantía, y a partir de ese monto, asegurar solo el 50 por ciento del crédito.
 
Pernas subrayó que las garantías han sido un problema para los cuentapropistas, pues si bien existen diversas posibilidades de avalar el pago al banco, algunas son complejas en su ejecución, como  ocurre con los vehículos, que deben estar asegurados y por ello ser posteriores al año 1974.
  
Otras facilidades aprobadas por BANDEC buscan incentivar el crédito en quienes se inicien en la actividad privada, a partir de atractivos períodos de gracia, mínimas tasas de interés, documentación menos engorrosa y exoneración del cobro de la comisión por el análisis del financiamiento.
 
Con la concepción de que el banco no debe esperar por el cliente sino tocar su puerta, esta entidad implementó recientemente la figura del gestor de microcrédito, para brindar asistencia a los trabajadores en el área donde laboran, sin necesidad de que recurran a las oficinas comerciales.
 
Ante la importancia de responder a las necesidades de los emergentes modelos de gestión económica, Pernas señaló que las insituciones financieras deben buscar nuevas alternativas, como la de crear estructuras especializadas para ese sector.   

Comentarios