--

ONU advierte que el ébola sigue siendo una amenaza

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió hoy que el combate contra la epidemia de ébola presente en África occidental está en un momento clave, y demanda un esfuerzo concertado para derrotarla.

"Algunos lo llamarían el punto de viraje. En las últimas semanas, hemos visto una disminución de los nuevos casos", señaló en una mesa redonda sobre el brote viral que azota a Guinea, Sierra Leona y Liberia, evento paralelo a la XXIV Cumbre de la UA, cuyo segmento de alto nivel comenzó hoy.


 De acuerdo con el diplomático, el letal virus seguirá representando una amenaza, hasta tanto no sea erradicado de todos los países.

 En ese sentido, convocó a fortalecer las acciones de seguimiento a cada paciente, en aras de prevenir nuevos contagios.

 Debemos cazar al ébola mediante un riguroso control de los contactos de las personas afectadas, dijo Ban, quien destacó la respuesta de la comunidad internacionales para enfrentar la epidemia responsable de ocho mil 500 muertes y más de 21 mil casos.

En las naciones afectadas por el mal existen brotes ocasionales y aunque su decrecimiento es notable, se deben intensificar los esfuerzos, según el funcionario de Naciones Unidas.

El coordinador especial de la ONU para la lucha contra el Ébola, David Nabarro, alertó ayer que esa epidemia no está erradicada en el continente africano.

Nabarro dijo que le preocupaba la llegada de la temporada de primavera en las naciones de África occidental y exhortó a instalar redes sanitarias locales, antes de que las  precipitaciones dificulten el acceso a ciertas zonas.

El funcionario de la ONU criticó la demora en prepararse para una eventualidad de grandes proporciones como esta epidemia, y llamó a crear mejores medios de  intervención ante contagios epidémicos infecciosos de grandes magnitudes.

La Organización Mundial de la Salud también destacó la semana anterior la  significativa baja en  número de personas contaminadas por el virus, pero igualmente advirtió,  que la situación seguía siendo extremadamente preocupante y que no podía  descartarse un nuevo brote epidémico.

Comentarios